martes, 14 de abril de 2015

¡Carajo, me dió una arrechera que no joda!

El lenguaje venezolano es algo que sale de uno especialmente en los momentos de emociones, sean positivos o negativos, pero fuertes. Y especialmente cuando el asunto está asociado con el estado venezolano: en éste caso ya uno deja el castellano por completo.
YO SOY MÁS VIVO


YO SOY MÁS VIVO (versión iraní) 
¨Arrechera¨ en el lenguaje venezolano significa una irritación muy fuerte, o sea: una irritación arrecha. Cuando pasa éso? Imaginémonos la situación siguiente: uno se fue a visitar Venezuela, digamos en bici. Le gusto, así que se quiso quedar un tiempo más. Descansar, mirar, leer, conocer, escribir (digamos un libro). Hasta que hizo un video sobre el hermoso país y su gente tan amigable y alegre. Como un buen ciudadano, humanista y legalista, revisó las leyes, donde encontró (en la Ley de Extranjería y  Migración del año 2004) que uno puede permanecer en el país máximo 90 días, chévere. Entonces se supone que saliendo del país antes de haber pasado noventa días uno puede regresar y gozar de otros noventa días, ¿cierto? Ademas uno conoció varias personas cuales lo han hecho, así que sin preocupación ninguna, en el día numero ochenta y cinco de su estadía en el país se fue a Cucuta, Colombia, compró su papel higienico, prestobarbas, jabon para lavar ropa y dolares, y luego regresó a la frontera. Allá el jefe de migración con cara de Diosdado Cabello y ojos colorados no le deja pasar. ¿Por qué? Porque sí. Aja, listo. No, chico, no joda, vayase al consulado, allá le dicen.

Uno esta insistiendo, pero lo unico que se entera, es que supestamente recien introdujeron una nueva ley, cual permite solamente los 90 días por año y por lo tanto uno no puede entrar nuevamente a Venezuela despues de haber pasado dichos noventa días durante el tiempo más corto que un año. Aja, listo. Y donde encuentro aquella ley?

La respuesta es: por ninguna parte.

Uno, como un buen ciudadano, va al Consulado de Republica Bolivariana Independiente Soberano Patria Socialismo Chavez de Venezuela y allá le dicen, que - aunque no le pueden proporcionar ninguna ley al respeto porque ¨no se sienten obligados¨ (no me lo sabía que son tan sentimentales) - pues le dicen que desconocen reforma alguna de la ley de migración del año 2004. Aja, listo. ¿Entonces puedo entrar? No, señor, porque esa ley dice que noventa días por año. Lo siento MAMI, pero lease esa ley, no hay ninguno ¨por año¨. Mami no la leyó, parece, ustedes pueden, si quieren (articulo 6, punto uno): Ley de extranjería y migración, 2004 . Mami le dice solamente que vayase miijito a la frontera (o a la mierda o donde sea, pero fuera de aquí), porque nosotros... Porque a nosotros no nos gusta trabajar, parece.

Uno tiene todas sus pertenencias viajeras, como bicicleta por ejemplo, en Mérida, además muchos planes y cosas para hacer, así que quiere mucho regresar al país (lindo y querido, por supuesto). Uno se comunica pues con su embajada, con la Embajada de Polonia en Caracas. Un señor que trabaja allá llama amablemente al Ministerio de Poder Populista para las Relaciones Exteriores de Republica Tal de Venezuela y allá le dicen, que sí, que por cierto, que según la ley esa que ya he citado varias veces me DEBEN DEJAR PASAR al país. Aja, listo, y ¿entonces? Como lo hacen para convencer a este Diosdado Cabello de San Antonio del Tachira? Pues eso todavía no se sabe.

Además parece, que esta regulación de los 90 días por año supuestamente existe, pero para Colombianos con pasaporte fronterizo. Creo. O no. No se, realmente yo no se y nadie sabe. Cada uno dice algo diferente y te manda a otra institución, pero como realmente establece la ley - eso nadie lo puede mostrar. No se, si eso es un secreto o que vainas.

El asunto es grave, porque pasar ilegal a Republica Racista de Venezuela con la cara de blanco de mierda no es tan fácilito como cuando uno es colombiano. Ya en Cucuta me enteré de un Italiano con su situación muy parecida a la mía que entró a Venezuela nuevamente. Lo pusieron 4 meses preso y luego mandaron a Italia con boleto de ida solamente.

Así que bueno. Cuando un gobierno ya lo nota finalmente que el país está colapsando por la crisis - más política que económica - cierra las fronteras sin explicación, para que nadie vea que esta pasando adentro, en el mismo tiempo dificultando a su propio pueblo las salidas al extranjero, como pasó con el asunto de cupo viajero el viernes pasado.

Que será, será. Ojala nos veamos otra vez en Venezuela, amigas y amigos míos queridos, aunque honestamente no lo creo. Me escriben y manden fotos, porfa!

---

15.04.2015 los hechos siguen, pero no se cambia nada

La Embajada de la República de Polonia en Caracas envió al Consulado General de la Republica Bolivariana de Venezuela en Cúcuta una carta oficial pidiendo aclaraciones, o sea la base legal sobre la cual se me prohibió entrar a Venezuela. Como los venezolanos no contestaban, la embajada polaca llamó directamente al cónsul por teléfono. El cónsul dijo que eso no es su vaina. Aja, listo. O sea, ¿el cónsul general en la ciudad fronteriza más grande e importante no se sabe las leyes migratorias? Felicidades, patrón.

La embajada estaba tratando de comunicarse con SAIME, pero - averigua averiguador - nadie siquiera contesta las llamadas. Entonces seguimos en lo mismo: nadie sabe, nadie se hace responsable, nadie conoce, nadie trabaja.


16.04.2015 no lo puedo creer

La Embajada de la República de Polonia en Caraca logró comunicarse con la dirección de SAIME. El cónsul polaco escuchó que aunque la Ley de Extranjeria de Migracion, Articulo 6 dice solamente, que se permite el tiempo limitado de 90 días y punto, recien ellos lo empezaron a interpretar como 90 días por año. ¿Por qué? Porque les dió la regalada gana. Aja, listo... Ya no se que decir más... Es como si mostrases a SAIME un chigüire y ellos lo interpretasen como un elefante. Creo que no quiero saber más de la legislación venezolana. Y creo también que los romanos antiguos estarían cagados de risa viendo ese desmadre.  


17.04.2015

Salí de Cucuta pidiendo cola (a dedo/haciendo autostop o como se llama eso en tu paìs?), primer dìa lleguè a Aguachica, otro a Maicao y el 19 de abril fui a la frontera en Paraguachon. Me dieron el sello en el pasaporte y me dejaron pasar sin problemas. Aja...

2 comentarios:

  1. A mi dieron muchas ganas de reír! Y me alegra que lo hayas logrado! Felicidades compañero gringo bonito!

    ResponderEliminar